Hoy es domingo 19 de mayo de 2019 y son las 12:46 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.
8 de marzo de 2017
Carta al Director . Día de la Mujer . Por Dr. Jorge Bernabe Lobo Aragón
Estimado lector, este rudimentario editor, es capaz hoy de elaborar un comentario, que lo deja como reflexión:
EL DÍA DE HOY ES EL MÁS CLARO EJEMPLO DE LA ESTUPIDÉZ DEL HOMBRE.
Día de la Mujer: le reconocemos un día, cuando morimos por ellas.
No tenemos destino sin una "ELLA" a nuestro lado.
Sin una mujer somos más aburridos que chuparse un dedo con guantes de goma. Genios. DÍA DE LA MUJER, TODA LA VIDA.
Rodolfo Griffa

Carta al Director.                                                                                                         Día de la Mujer.                                                                                 Bienvenido el día de la mujer - que hoy celebra todo el mundo - para rendirle con renovado fervor el homenaje que todos los días se merece.                                                                                                                                                                                                         Debemos reconocer, con dolor, compungidos y avergonzados, que estamos en deuda con ella.                                                           Este mundo moderno, que hace gala de conquistas y de liberaciones a pesar de que vivamos la angustia de la desocupación y de que el maquinismo desplace al hombre de sus tareas, es culpable, también, de un especial ensañamiento con la mujer.             La mujer muchas de las veces, está perseguida, menospreciada, relegada.                                                                                             Por supuesto que no me refiero a todos los ámbitos sociales ni a todos los hogares, pero sí a la tendencia general y predominante en el mundo actual.                                                                                                                                                                   Dios la creó con idéntica dignidad que el hombre para ser su compañera; pero se pretende mostrar como que sólo alcanzaría su plenitud, su total realización, siendo su rival, su contrincante, su competidora, ya que podría realizar las tareas que el hombre realiza con similar capacidad y solvencia.                                                                                                                                                   De eso no hay dudas: los seres humanos, varón y mujer, están plenamente capacitados para cumplir las tareas humanas;  pero eso no justifica que se muestre como inferiores, subalternos ni denigrantes a los quehaceres que son típicamente femeninos, a las ocupaciones y funciones que a la mujer le están reservados por ser eminentemente femeniles ya que en ellos resplandecen las especiales condiciones de que las ha dotado la naturaleza: el cuidado del hogar, la crianza de la prole.                                     Ante ese menosprecio por las labores femeniles se ha alzado la voz del Papa en Familiaris Consortio: “Si se debe reconocer también a las mujeres, como a los hombres, el derecho de acceder a las diversas funciones públicas.                                                 La sociedad debe sin embargo estructurarse de manera tal que las esposas y madres no sean de hecho obligadas a trabajar fuera de sus casas y que sus familias puedan vivir y prosperar dignamente, aunque ellas se dediquen totalmente a la propia familia”.                                                                                                                                                                                                           Ese es el desafío al mundo de hoy: estructurar a la sociedad de tal modo que las mujeres no sean de hecho obligadas a salir de sus hogares para competir en el mercado laboral.                                                                                                                                       La irrupción de la mujer en diversas funciones laborales ha enriquecido, sí, al mundo del trabajo con el aporte de su esfuerzo, pero al mismo tiempo, por el empuje de una duplicación de la oferta, ha influido bastante desfavorablemente sobre la demanda. Pero lo fundamental no es eso; nadie piensa en mejorar la demanda laboral mediante selecciones ni exclusiones.                           Debemos tener presente que como hombres políticos estamos llamados a mejorar la sociedad, para lo que debemos considerar que la mujer tiene pleno derecho a mantenerse en el ámbito del hogar, en la crianza de los hijos, siendo centro de amor, de paz, de belleza, de concordia, sin que nadie la obligue a mantenerse total ni exclusivamente en estas nobles funciones.                       Al rendir homenaje a la mujer, debo hacer una aclaración: dije que Dios la creó con idéntica dignidad que el hombre, para ser su compañera, pero me corrijo, ya que bien vista la dignidad de la mujer es superior a la del hombre, al que holgadamente lo supera en grandeza y noble esplendor: rindo homenaje a la madre del hombre, ya que en la maternidad y en la crianza de los hijos ella concreta en forma sublime la nobleza del papel que cumple en el género humano.

DR. JORGE B. LOBO ARAGÓN.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
GOMEZ CENTURIÓN, CON APOYO Y ESTRUCTURA DEL PARTIDO CONSERVADOR POPULAR.
INAUGURACION DEL COMPLEJO CASA MUSEO EVA PERÓN EN LOS TOLDOS, GENERAL VIAMONTE, PROVINCIA DE BUENOS AIRES.
"*Si..." Por : Malú Kikuchi .
El “ASADO DE TIRA”, SÍMBOLO ARGENTINO . Por Claudio Valerio.
RED COMUNITARIA DE APOYO ESCOLAR . Por Carlos Alberto Castriota .
 

DEJA UN MENSAJE

 
 

MUSICA

 

 

RadiosNet