Miércoles 5 de Agosto de 2020

Hoy es Miércoles 5 de Agosto de 2020 y son las 02:30 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

  • 17.2º
  • Despejado

10 de junio de 2017

FALLECE EL PRIMER HÉROE ANTÁRTICO. General Jorge Edgar Leal.

Después de aquella hazaña de hace más de medio siglo, volvió muchas veces más al Polo Sur.
Y fue el fundador de la Base Antártica Esperanza en el año 1952.
En el año 1970, el general Leal fue nombrado Director Nacional del Antártico, cargo que conservó por varios años.

FALLECE EL PRIMER HEROE ANTARTICO.                                              Por  :   Bernardo Gonçalves Borrega .                                                                                        Periodista Acreditado.                                                                                                     Corresponsal en Casa de Gobierno. El general retirado Jorge Edgar Leal, que en el año 1965 encabezó la primera expedición argentina, por tierra,  que llegó al Polo Sur, falleció esta tarde en la ciudad de Buenos Aires a los 96 años. Nacido el 23 de abril de 1921 en Rosario de la Frontera, provincia de Salta, Leal fue un apasionado por el continente blanco. Después de aquella hazaña de hace más de medio siglo, volvió muchas veces más al Polo Sur. Y fue el fundador de la Base Antártica Esperanza en el año 1952. En el año 1970, el general Leal fue nombrado Director Nacional del Antártico, cargo que conservó por varios años. **************************************************************************************************

De la Redacción.  

                        Imagen relacionada

Jorge Edgard Leal (nacido el 23 de abril de 1921, en Rosario de la Frontera, provincia de Salta, Argentina) es un general de brigada retirado del Ejercito Argentino y explorador, fundador de la Base Antártica Esperanza en 1952 y jefe de la primera expedición terrestre argentina al Polo Sur.  Su padre fue Servando Leal,concejal e intendente interino de Rosario de la Frontera, fundador del Club Unión General Güemes en junio de 1916, de la Banda de Música Municipal en 1935 y del Tiro Federal de Rosario de la Frontera en 1947; y su madre fue Eduviges Romano de Leal, maestra de la Escuela Normal de Rosario de la Frontera fundada en enero de 1910.

La casa paterna aún se conserva, y está ubicada sobre la calle Rudecindo Alvarado frente a plaza Independencia. Ahí es donde Jorge vivío su infancia.

Jorge Edgard Leal cursó sus estudios primarios en la Escuela Normal de Rosario de la Frontera, quién estaba a cargo de su directora fundadora, la maestra Carmen Salas . También completaría sus estudios secundarios en el mismo lugar.

En 1939 ingresó al Colegio Militar de la Nación y egresó como Subteniente de Caballería en 1943.              Fue jefe de la Base Antártica San Martín en la Antártida Argentina en 1951, con el grado de capitán, y de la Base de Ejército General Belgrano en 1957.                                                                                                    Fue asesor de la delegación argentina a la Conferencia Antártica de Camberra (Australia), con el grado de teniente coronel, en 1961, y en 1964 fue asesor de la delegación a la 3ª Reunión Consultiva del Tratado Antártico de Bélgica.

Viaje al Polo Sur

En noviembre de 1963 empezaron los preparativos para la Operación 90 (denominación recibida por los 90º de latitud sur que alcanza el Polo Sur). El objetivo principal de la misión fue "afirmar la capacidad argentina de alcanzar todos los rincones de lo que considera su territorio soberano, buscando afirmar así los derechos de la soberanía territorial esgrimidos por el país en la Antártida Argentina. Durante la marcha se hicieron observaciones científicas y técnicas, tales como geológicas, gavimétricas y metereológicas".

Jorge partió desde la Base Gral. Belgrano el 26 de octubre de 1965 con nueve hombres: el capitán Gustavo Adolfo Giró; el suboficial principal Ricardo Bautista Ceppi; los sargentos ayudante Julio César Ortíz y Alfredo Florencio Pérez; los sargentos primero Jorge Raúl RodríguezRoberto Humberto CarriónAdolfo Oscar Moreno y Domingo Zacarías; y el cabo Oscar Ramón Alfonso.

Partieron en 6 vehículos Snowcat con trineos de arrastre, precedida 2 días antes por una patrulla de 4 hombres con trineo tirados por 18 perros que jalonaron la ruta con lanzas de caballería hasta los 83,2° Sur (denominada Patrulla 82). Su objetivo era explorar y marcar una ruta segura para los vehículos Snowcat, evitando que cayeran en grietas de la barrera de hielos traspasando lo que denominaban la Gran Grieta. Luego de reunirse ambas patrullas, el 4 de noviembre alcanzaron la Base Sobral, en donde intercambiaron un expedicionario que tenía una herida por uno de la base.   En Sobral se hicieron tareas de mantenimiento mecánico de los Snowcat.                                          Al ascender la meseta Antártica debieron soportar temporales con temperaturas que bajaban hasta los 30° o 40° C bajo cero, escribiendo Leal en su diario:... estamos detenidos perdiendo precioso tiempo, consumiendo víveres y combustible que tenemos tan medidos.

                     

La expedición trepó alturas de más de 3.000 metros con registros de temperaturas inferiores a –40º.       Al tener varios problemas técnicos con los trineos, con lo cuál tuvieron que abandonar un Snowcat y hacer un campamento a 1.900 msnm, llamado Desolación, para arreglar el otro.                                      Luego de 45 días de marcha, realizando el último tramo sin dormir durante 28 horas, a las 10 de la mañana del 10 de diciembre de 1965 los expedicionarios arribaron al Polo Sur donde plantaron la bandera de la Argentina.

Argentina se situó como el primer país que llegó al Polo Sur partiendo del Mar de Weddell y regresando a él, siempre en el Sector Antártico Argentino.                                                                                                   Regresaron a la Base Belgrano, tras recorrer 2.980 km, llegando el 31 de diciembre.

El arribo de Jorge Edgard Leal al Polo Sur Antártico fue considerada hazaña nacional y mereció el reconocimiento del presidente de la nación Arturo Illia y del presidente de la Comisión Popular de Homenajes a los Héroes del Polo Sur, Santiago Caprale, quien al final de su discurso dijo:

De Salta es vuestro jefe de ruta.                                                                                                                   Tenía que ser comandada por el indómito espíritu de Güemes y el coraje extraordinario de sus gauchos, esta etapa gloriosa que documentará la Historia Argentina.                                               Tenía que ser de esa estirpe y de ese coraje la expedición que llevara la Bandera de la Patria a la infinita blancura del Polo Sur, para retornar con sus efectivos empenachados de gloria.                   Estáis de regreso y las gélidas regiones han bautizado vuestro sacrificio en aras de lo nuestro.         La gesta tiene horizontes de infinito en el balance y el azul. Suelo y cielo de epopeya que ennoblece y nos llena de orgullo como argentinos.                                                                                                     La patria vibra regocijada. Lágrimas de emoción silencian lo que no pueden decir las palabras. Vuestra presencia es como un nuevo amanecer en las almas enternecidas por la gratitud en todos los ámbitos de la NaciónLibro de Decretos Municipales, Archivo Histórico de la Municipalidad de Rosario de la Frontera

                     Resultado de imagen para gENERAL jORGE lEAL

                     Imagen relacionada

                     Imagen relacionada

                     Imagen relacionada

Resultado de imagen para gENERAL jORGE lEAL                      Resultado de imagen para gENERAL jORGE lEAL

           Imagen relacionada

Últimos años en el ejército.

En 1970 Leal fue nombrado Director Nacional del Antártico, cargo que conservó por varios años.   En 1971 y en 1990 la Dirección Nacional del Antártico publicó y reeditó en Buenos Aires el libro titulado Operación 90.                                                                                                                                     El trabajo da detalles sobre la fría región austral argentina presentando una interesante cartografía al respecto.                                                                                                                     Finalmente se retiró en el año 2003.

Reconocimientos.

El gobernador de Salta Héctor Fábregas Moyano lo reconoció como héroe y lo declaró Huésped de Honor el 24 de febrero de 1966. Por decreto Nº 563 de la Municipalidad de Rosario de la Frontera, se le entregó una medalla de oro y se declaró el 25 como feriado administrativo, y el 12 de junio de 2008 fue declarado Ciudadano Ilustre.

El ministro de DefensaAgustín Rossi, condecoró a Leal con la Orden Doctor Mariano Moreno el 7 de noviembre de 2013. Rossi dijo:                                                                                                                               En la historia hay ejemplos de militares comprometidos como los generales MosconiSavio, el brigadier San Martín, y el general Leal, quienes integraron a las FFAA en la planificación de la Nación.   En el año 2009 aparece en el documental "La pampa sumergida", dando su testimonio sobre la cuestión de Malvinas y la Plataforma Continental Argentina.                                                                     El 22 de febrero de 2015, con motivo del Día de la Antártida Argentina, Jorge Leal fue invitado al Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur de Buenos Aires para rendirle un homenaje. ******************************************************************

Es interminable la lista de Hombres de las Fuerzas Armadas de la Patria Argentina, que le pusieron el Cuero, el Ama y una enorme vocación al servicio anónimo y silencioso de su Amada Argentina.    En algunas notas los denominé "Milicos Guchos", soldados por elección, que no pidieron, no piden, ni pediran nada, por lo mucho que dan.                                                                                                      Es  dificil de entender que detras de la vocación, esos hombres se juegan la vida por los demás, y solo les interesa su amor por su patria y el compromiso de mantener su Honor de Soldado, que ningún otro integrante de la sociedad puede entender. No pasa por el entender, pasa solo por el sentír, y solo el soldado, siente como el soldado. Solo el soldado canta camino a la muerte, y muere por los que no entienden, que el soldado da su vida, por los demás, y nunca pide nada, más que respeto.                                                                                                                                                             Nombraré solo algunos de los que conozco, que conozco sus historias, que compartí algunos minutos de su vida, lo que me permitío comprender en parte sus historias, y sus vidas.                        Sobre casi todos, publiqué notas, y con algunos comparti tiempos de radio,  esto es nada más que para que usted lector, sepa porque cuando hablo de soldados, es con la consideración y el respeto que merecen muchos de ellos, que no son conocidos ni tienen monumento alguno, salvo sus azañas, que muchos no comentan y otros olvidan muy pronto.                                                                   Es mi lista, Leal, Figueroa, Pujato, Oleza, Moneta, Gandolfi, Farrel, Baldoni, Lerida, y los muchos que se queraron para siempre, cumpliendo con su juramento de servir a la Patria, y le aseguro que son muchos, que hoy ya reciben a su nuevo Jefe a cargo, el General Leal.                                                No tenga dudas, con ellos, el Atlántico Sur y las Islas, son nuestras, lo seran por toda la eternidad.

Rodolfo Griffa.

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »