Sábado 26 de Septiembre de 2020

Hoy es Sábado 26 de Septiembre de 2020 y son las 02:13 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

  • 15º
  • Tormenta eléctrica

17 de julio de 2017

EL SHN realiza el seguimiento de los témpanos en el Atlántico Sur y en la Antártida tras la ruptura final de un sector de la barrera de hielo Larsen C .

El Ministerio de Defensa, informó que el personal del Servicio de Hidrografía Naval (SHN), dependiente de esta cartera, realiza el seguimiento de los témpanos que derivan en el océano Atlántico Sur y en los mares de Weddell y Bellingshausen, en la Antártida, tras la ruptura final de un sector de la barrera de hielo Larsen C.

EL SHN realiza el seguimiento de los témpanos en el Atlántico Sur y en la Antártida tras la ruptura final de un sector de la barrera de hielo Larsen C.       

Por  :   Bernardo Gonçalves Borrega .  Periodista Acreditado.                                                            Corresponsal en Casa de Gobierno. Corresponsal de Guerra Naval.

El Ministerio de Defensa, informó que el personal del Servicio de Hidrografía Naval (SHN), dependiente de esta cartera, realiza el seguimiento de los témpanos que derivan en el océano Atlántico Sur y en los mares de Weddell y Bellingshausen, en la Antártida, tras la ruptura final de un sector de la barrera de hielo Larsen C.

Integrar imagen

El seguimiento se realiza a través del Departamento de Meteorología de ese organismo y la información es publicada en Cartas de Témpanos a través de su sitio de internet (http://www.hidro.gob.ar/Smara /glacio/sglaciologica.asp) y por medio de los Radioavisos Náuticos en el sector de la NAVAREA VI, de responsabilidad nacional. La vigilancia se lleva a cabo sobre los sectores antárticos que puedan generar el desprendimiento de hielo de origen terrestre hacia el mar y convertirse de esta manera en témpanos a la deriva. La ruptura final de un sector de la barrera de hielo Larsen C se produjo en las últimas horas,  luego de un proceso de varios años denominado “calving”. 

Integrar imagen

El último evento similar había ocurrido en el año  2002, con la fractura de Larsen B y la generación de cientos de témpanos de diferentes tamaños. Luego de varios meses de estancamiento, en junio último se reactivó el proceso que resultó en la pérdida de un diez por ciento de la barrera Larsen C y generó un témpano de ciento setenta y ocho kilómetros de largo por cincuenta y cinco de ancho, y una superficie aproximada de seis mil quinientos kilómetros cuadrados. Mediante sensores de satélites de órbita polar se determinó que ese témpano, que por fuera del agua tiene unos treinta metros de altura, posee un espesor promedio de entre doscientos y tres cientos metros.

Integrar imagen

La región de la Antártida donde se produjo esta fractura es en el oeste del mar de Weddell, que en esta época se encuentra con un máximo de concentración de hielo marino, por lo que su desplazamiento se ve dificultado. A partir del análisis de la información disponible, se estableció que el témpano recientemente generado no tendrá una deriva significativa y que posiblemente quede varado con poco desplazamiento hasta que por efecto de temperatura, viento y corrientes comience su derretimiento.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »