Hoy es domingo 15 de septiembre de 2019 y son las 10:07 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.

24 de julio de 2017
En busca del continente perdido. Por Javier Sampedro para Diario El País. España.
En la era en que los dinosaurios se estaban haciendo con el resto del planeta (el Jurásico), Zelandia formaba un solo continente con Australia y la Antártida.

En busca del Continente Perdido.                                               La primera misión científica internacional para estudiar Zelandia,                                     la gran tierra sumergida del Pacífico sur, está a punto de zarpar desde Australia;             Por  : JAVIER SAMPEDRO.

                      En busca del continente perdido

Cuando miras un mapamundi para hacerte una idea de las grandes masas de tierra firme del planeta, lo último que se te ocurre es fijarte en Nueva Zelanda y Nueva Caledonia, esas islas que según todas las apariencias pertenecen al gran continente australiano.                                                                                                               Pero es probable que, a partir de ahora, tengamos todos que prestarles un nuevo tipo de atención, una que ni estudiamos en el colegio ni estamos habituados a practicar. Porque hoy sabemos que Nueva Zelanda y Nueva Caledonia no pertenecen a Australia, sino que son las montañas que emergen de un continente distinto hundido bajo el Pacífico sur, Zelandia, con una extensión 10 Españas y un montón de misterios que ofrecer al escrutinio científico. La primera gran misión para investigarlo, de hecho, ya está lista para zarpar desde el puerto de Townsville, en la costa nororiental de Australia, como puedes leer en Materia.                                                   Que Zelandia se acabe considerando o no un continente dependerá en parte de las evidencias que reúna esta misión científica del Programa Internacional de Descubrimiento Oceánico (IODP), basado en la perforación profunda de los fondos oceánicos y el análisis de sus estratos y sus microfósiles; pero también dependerá en parte de unas dificultosas cuestiones políticas y económicas, pues Nueva Zelanda aspira con ello a reclamar sus derechos sobre la (posible) plataforma continental y sus recursos minerales y biológicos.

Los científicos, sin embargo, ya tienen una idea aproximada de la historia de este continente sumergido y misterioso, insospechado y casi literario. En la era en que los dinosaurios se estaban haciendo con el resto del planeta (el Jurásico), Zelandia formaba un solo continente con Australia y la Antártida, y los dos primeros, todavía juntos, se desgajaron de la Antártida en el siguiente periodo, el Cretácico, cuando el resto de la tierra firme se vio dominado por los grandes dinosaurios de las películas (incluida la mal titulada Parque Jurásico), como el tiranosaurio y el velocirráptor. Para cuando Zelandia se separó de Australia, hace unos 60 millones de años, los dinosaurios ya habían sido barridos del mapa por el impacto de un gigantesco asteroide y otros cataclismos. Y Zelandia fue un continente convencional durante decenas de millones de años, hasta que se sumergió casi por completo hace 23 millones de años. Solo sus más altas montañas se mantuvieron emergidas, y constituyen hoy Nueva Zelanda y Nueva Caledonia. La misión del IODP añadirá a esta historia de trazo grueso una exquisita precisión científica, y aportará datos que abrirán nuevos campos a la investigación geológica y evolutiva.

Hace poco más de diez años, Plutón perdió su condición de planeta y cambió lo que se había enseñado en las escuelas durante décadas. Ahora es posible que los libros de ciencia tengan que añadir un continente —casi totalmente inmerso en las aguas del sureste del Pacífico— en sus mapas. Solo sus montañas más altas, el 6% de su territorio, se asoman sobre el mar: son Nueva Zelanda y Nueva Caledonia. Científicos del centro neozelandés GNS Science han publicado el descubrimiento de Zelandia (nombrado como Zealandia en inglés), en la revista de la Sociedad Geológica de América (GSA), dos semanas después de que se encontraran restos de otro continente bajo el océano Índico. Zelandia cubre un área de 4,9 millones de kilómetros, de la que forman parte Nueva Zelanda (con una extensión de 268.680 kilómetros cuadrados) y Nueva Caledonia (con 19.000 kilómetros cuadrados).

                                                           Hallado Zelandia, un enorme continente sumergido en el Pacífico

El equipo del GNS Science empezó a investigar la posible existencia del continente hace 20 años, pero solo ahora ha logrado probar, a través de datos colectados por sensores submarinos, que Zelandia reúne las condiciones necesarias para ser clasificado como tal: elevación sobre la zona circundante, geología distintiva, un área bien definida y una corteza más gruesa que el suelo oceánico normal. Según el estudio, los bordes de la corteza continental de Australia y del "nuevo" continente llegan tan cerca como 25 kilómetros entre sí. 

Los investigadores sostienen que Zelandia se formó después de la desintegración del supercontinente Gondwana, desde hace 85 millones de años hasta hace unos 30 millones de años. "A los 30 millones de años, el continente estaba en sumergimiento máximo: hay calizas por todas partes. Desde entonces, la convergencia a lo largo y cerca de la frontera de la placa del Pacífico-Australia ha levantado partes de Zelandia que formaron las islas de Nueva Zelanda", explica Nick Mortimer, líder de la investigación.

El geólogo defiende que la importancia de Zelandia va más allá de añadir un nombre a la lista de continentes. "Es el continente más fino y más pequeño que se ha encontrado, y el hecho de que esté tan sumergido pero no fragmentado lo hace útil para explorar la cohesión y desintegración de la corteza continental", afirma. Mortimer también explica que Zelandia proporciona un nuevo contexto de "una tierra que se hizo más pequeña y se hundió bajo las olas" para los estudios de biología evolutiva, que pueden explicar los orígenes de la flora y fauna endémicas de Nueva Zelanda y Nueva Caledonia. 

Según el conjunto de datos de los satélites y buques de investigación que mapean todo el planeta, ya no hay ningún otro lugar para ocultar un continente sumergido, al menos no uno tan grande como el que han hallado los científicos neozelandeses. "Es posible que se encuentre microcontinentes, sobre todo en el océano Índico, pero no continentes", escriben los investigadores.

Que Zelandia sea reconocido por la comunidad científica no es una cuestión de apelar a ningún organismo y tampoco hay una lista oficial de qué continentes existen —de hecho, algunos geólogos afirman que hay cuatro, mientras que otros sostienen que son siete—. El trabajo de Mortimer y su equipo será validado cuando otros científicos empiecen a mencionarlo en sus investigaciones.                                                                                   "Nos gustaría que reconocieran que simplemente mostrar esa parte remota del Pacífico, con un continente sumergido, es más geológicamente preciso e informativo que el panorama anterior.                Nos gustaría verlo en el mapamundi", dice el geólogo. 

 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
ARGENTINA EXPRESA SOLIDARIDAD Y VOLUNTAD DE COOPERACIÓN. Bahamas, Dorian.
"Mientras haya voluntad de lucha..." Malú Kikuchi.
💻 Ateneo online libre y gratuito "Manejo de TEC grave en Pediatría" . SAMCT.
ROSARIO FINANZAS . News 02.09.2019 . Argentina Económica Hoy .
CELTYV, única ONG de víctimas del terrorismo.
 

RadiosNet