Hoy es sabado 19 de octubre de 2019 y son las 00:18 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.

7 de agosto de 2017
El telescopio más grande del hemisferio se aleja de Canarias Varapalo judicial que recomienda instalar el instrumento en su ubicación original en Hawái .
Los dioses hawaianos lo empujaron hacia Canarias y el sistema judicial hawaiano lo vuelve a alejar. El Telescopio de Treinta Metros (TMT), el que será el mayor del hemisferio norte, tiene más fácil su camino para instalarse finalmente en la montaña sagrada Mauna Kea, un volcán inactivo en la isla de Hawái.

          El telescopio más grande del hemisferio se aleja de Canarias.               Varapalo judicial que recomienda instalar el instrumento en su ubicación original en Hawái.

Los dioses hawaianos lo empujaron hacia Canarias y el sistema judicial hawaiano lo vuelve a alejar. El Telescopio de Treinta Metros (TMT), el que será el mayor del hemisferio norte, tiene más fácil su camino para instalarse finalmente en la montaña sagrada Mauna Kea, un volcán inactivo en la isla de Hawái.                                                                                                                                                                     Los planes de los científicos estadounidenses eran haber comenzado a construirlo allí en 2014, pero la contestación social y unas irregularidades administrativas pusieron el proyecto en vía muerta, abriendo la puerta a la isla canaria de La Palma. Ahora, el juez designado para atender a las reclamaciones contrarias a la construcción ha hecho público su informe, en el que recomienda a las autoridades hawaianas la instalación del telescopio en Mauna Kea.

"La situación sigue abierta y me han pedido que sigamos con el procedimiento aquí porque los litigios no están cerrados en Hawái", dice Rebolo.

Durante ese periodo de litigios en la isla estadounidense, el Observatorio del Roque de los Muchachos en La Palma se ha reivindicado como un lugar excepcional para la astronomía. En estos meses, las instalaciones palmeras, que dependen del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), han recibido numerosas visitas de los técnicos y científicos del TMT, que se mostraron sorprendidos con la calidad del trabajo que se puede hacer en el Roque. En su última visita a Canarias hace unas semanas, el director del TMT, Gary Sanders, aseguró que ahí podría hacerse "una ciencia maravillosa". A finales de 2016, los científicos estadounidenses elegían oficialmente La Palma como su plan B en caso de encallar definitivamente en Hawái, imponiéndose a otros observatorios de primer nivel en Chile, México o China.                                                                                                                                                                     En los últimos meses habían tenido lugar una serie de vistas en Hawái para atender a todos los actores sociales implicados o afectados por la instalación del TMT.                                                                             Tras escucharlos, el juez designado para atender este proceso hizo público un informe de 300 páginas en el que recomienda a las autoridades que den su aprobación al telescopio bajo una serie de condiciones.                                                                                                                                                              En su última visita a Canarias hace unas semanas, el director del TMT, Gary Sanders, aseguró que ahí podría hacerse "una ciencia maravillosa" .                                                                                       Los tribunales habían dictaminado que no se cumplieron los requisitos para edificarlo en Mauna Kea, una montaña sagrada según la religión de los nativos hawaianos y que cuenta con especial protección ambiental y cultural, y habían ordenado que se celebrara esta vista.                                                           Pero todavía quedan importantes obstáculos por sortear antes de que el TMT se levante definitivamente en Mauna Kea, como explica Rafael Rebolo, quien ha impulsado con fuerza la candidatura española desde su puesto al frente del IAC. "He estado hablando con los responsables del TMT y recuerdan que todavía tienen pendiente otro dictamen de la Corte Suprema sobre derechos de uso del suelo", aclara Rebolo.                                                                                                                                                                     Y añade: "La situación sigue abierta y me han pedido que sigamos con el procedimiento aquí porque los litigios no están cerrados en Hawái".                                                                                                                   Por tanto, el IAC no se da por vencido y en Canarias se están resolviendo todos los papeleos necesarios para la futurible instalación del telescopio, que tendría unas seis décadas de vida útil.                               Es más, el propio IAC reclamó al Gobierno de Canarias que designara una persona cuya función fuera allanar lo más posible el camino legal y administrativo para que llegara el telescopio impulsado por la Universidad de California y Caltech.                                                                                                                     Y todo porque el propio consejo del TMT —del que forman parte China, Canadá, Japón e India— tiene claro que el telescopio tiene que comenzar a construirse en abril de 2018, pase lo que pase.                     No saben cuando será la resolución judicial pendiente y cualquier piedra en el camino llevaría el TMT a La Palma.                                                                                                                                                                   En el peor de los casos, todo este episodio habrá servido para reivindicar las instalaciones científicas españolas y a sus equipos .                                                                                                         "El hecho de que los informes estadounidenses, ante todo el mundo, fueran tan positivos y tan favorables acaban con cierta leyenda negra y suponen una oportunidad extraordinaria", asegura el director del IAC. "En el futuro próximo habrá en juego nuevos telescopios gigantes, como el que quieren hacer los rusos por un lado y los chinos por otro, y todo esto ha venido bien. Ya estamos en conversaciones con ellos, por supuesto. Las oportunidades surgirán; ha sido un esfuerzo muy grande pero ha valido la pena", señala optimista Rebolo. Por el momento, en el Roque se espera la construcción del Telescopio Solar Europeo, el mayor del mundo, y ya se ha puesto en marcha la edificación del primero de los 20 aparatos de la red de telescopios Cherenkov.

                       

Hace décadas, desde Puntagorda se exportaban almendras a Inglaterra para rellenar las tabletas de chocolate Cadbury.                                                                                                                                                 Dentro de unos años, desde el municipio palmero se podrían exportar hacia las universidades de todo el mundo las claves para resolver los mayores misterios del cosmos.                                                                 Ese gigantesco salto ilustra lo que ha vivido La Palma (Canarias) en las últimas tres décadas, desde que se comenzara a mirar el cielo en el Observatorio del Roque de los Muchachos.                                             Allí se ubica una docena de telescopios, algunos de los aparatos más potentes y sofisticados para entender el universo.                                                                                                                                              Y en unos meses sabremos si llega hasta Puntagorda el titánico TMT (siglas en inglés de telescopio de treinta metros), después del rechazo social y el varapalo judicial que sufrió el plan original de levantarlo en una montaña sagrada de Hawái. "Nos lo estamos creyendo muchísimo", reconoce Vicente Rodríguez, alcalde de la localidad del noroeste de la isla.                                                                                 Según explica, Puntagorda fue el último municipio de la isla al que llegó la carretera, por culpa de la misma cumbre que mañana puede convertirlos en La Meca de la investigación astronómica.                   Los paralelismos entre las montañas de Hawái y las de Canarias son muchos: lejanía del continente, vulcanismo, archipiélagos de cumbres altas y unas magníficas condiciones para mirar al espacio.              Y por eso han visto crecer sus observatorios con nuevos y mayores instrumentos científicos.                Sin embargo, algunos polinesios alcanzaron la gota que colmó el vaso del recelo después de décadas de astronomía en sus montes.                                                                                                                               En La Palma todos reconocen orgullo por la ciencia que se hace allí, pero no se esconde cierta sensación de ocasión perdida después de muchos años en los que la vida en la isla y en el observatorio caminaron en paralelo, casi sin cruzarse. Pero la posible llegada del TMT y la nueva dirección científica en el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y el Gran Telescopio de Canarias (GTC) pretenden cambiar esa situación, haciendo que la tecnología puntera colocada en lo más alto eche raíces en la sociedad de la isla y filtre sus beneficios a toda la población.                                                                          "La gente no ha percibido de manera directa el beneficio, podemos tener un concepto mucho mejor del que se tiene ahora mismo", reconoce el alcalde de Puntagorda, municipio de dos millares de habitantes que ya ha puesto todas las facilidades legales y urbanísticas para que aterrice el TMT. "Los tiempos han cambiado, estamos expectantes porque sabemos que la repercusión no va a ser la misma que hasta ahora", asegura.                                                                                                                                                     con ese "hasta ahora" se refiere a los 30 años en los que todos los telescopios del observatorio estaban enclavados en el municipio vecino, Garafía. "Los americanos", como todo el mundo los llama, han elegido para su TMT una loma a 400 metros del GTC, justo al otro lado de un pequeño barranco que se eleva por encima de las nubes y que marca la frontera entre los dos pueblos. En Garafía está el GTC, el mayor telescopio óptico del mundo; se construyó Liverpool, el telescopio robótico más grande del momento; se instalarán los potentes Cherenkov; o se levantaron los espectaculares espejos de los MAGIC, que detectan rayos gamma de 7.000 millones de años.                                                                 Y a pesar de todo, Garafía es el pueblo más pobre de Canarias y su población no ha dejado de reducirse y envejecerse. Allí sí que han sentido "desapego hacia la importancia y el beneficio" de los telescopios, según cuenta su primer teniente de alcalde, Yeray Rodríguez. A pesar de eso, el pueblo se vende en su web como "Municipio de las estrellas" para tratar de sacar rendimiento a la palabra de moda: el astroturismo, que se quiere potenciar en toda la isla gracias a los titulares que reciben los cielos de La Palma. Al preguntarle si tiene la sensación de que les ha pasado como en Bienvenido, míster Marshall, Rodríguez va más allá: "Peor, hemos sido como el tonto del pueblo al que esconden para que los americanos no lo vean".

Todo el que se ve en la tesitura de contar avances científicos sabe que siempre el primer comentario es negativo, criticando que los científicos despilfarren dinero mientras hay problemas mayores en el mundo. No ha calado del todo la idea de que, al margen del conocimiento y los Nobel que puedan llegar, la astronomía genera tecnologías que más tarde llegan a la medicina o a los móviles. En La Palma el reto es doble, porque algunos pueblos se vacían mientras unos cientos de metros más arriba se hacen inversiones extraordinarias en sistemas punteros. "Ellos tienen fibra óptica que les hace viajar en autopistas de 30 carriles mientras el resto vamos por caminos de tierra", pone como ejemplo Anselmo Pestana, presidente del Cabildo de La Palma, máxima administración insular



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
Encuentro de mujeres y la violencia de siempre. CitizenGo.
Al Presidente, Doctor Victorino de la Plaza ...
ROSARIO FINANZAS . News 01.10.2019 . Argentina Económica Hoy .
INVITACIÓN A PRESENTACIÓN PEACE ROAD ARGENTINA 2019.
OTRO POLIVERSO . " COMO CON BRONCA Y JUNANDO. Por Luis Bardin .
 

RadiosNet