Hoy es sabado 19 de octubre de 2019 y son las 00:16 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.

6 de septiembre de 2017
Hallan un enorme agujero negro cerca del corazón de nuestra galaxia .
El agujero negro, que se encuentra escondido en una enorme nube de gas molecular, es la mejor evidencia de un tipo de agujero negro conocido de "masa intermedia", cuya existencia podría explicar cómo los agujeros negros supermasivos crecen de forma tan descomunal.

Hallan un enorme agujero negro cerca del corazón de nuestra galaxia.

                      agujero-negro                                          El monstruoso agujero negro es +100.000 veces más masivo que el Sol.

Un equipo de científicos liderados por el astrofísico Tomoharu Oka de la Universidad de Keio (Japón) ha detectado un gigantesco agujero negro de unas 100.000 veces la masa del Sol cerca del corazón de nuestra galaxia junto al ya conocido Sgr A.                                                                                                                                                                             Este objeto sería un nuevo candidato a agujero negro de masa intermedia (IMBH, Intermediate-mass black hole).

El agujero negro, que se encuentra escondido en una enorme nube de gas molecular, es la mejor evidencia de un tipo de agujero negro conocido de "masa intermedia", cuya existencia podría explicar cómo los agujeros negros supermasivos crecen de forma tan descomunal. Porque, aunque este agujero negros es en sí mismo bastante grande, lo cierto es que su masa palidece en comparación con los agujeros negros supermasivos que se encuentran en el centro de las galaxias, con hasta 10.000 millones de masas solares.
Cómo se hacen tan masivos estos agujeros negros es algo que la ciencia aún no puede explicar, pero existen algunas hipótesis.

Se trata del segundo agujero negro detectado en la Vía Láctea , despues de Sagitario A .

Agujeros negros de masa intermedia.

Una de ellas, trata sobre la presencia de lo que se denominamos agujeros negros de masa intermedia, que quizá actúen como semillas para sus homólogos más masivos. Quizá se trate de este caso en este nuevo agujero negro localizado tras una nube de gas llamada CO-0.40-0.22, a tan solo 200 años luz del centro de la Vía Láctea.
Los inusuales movimientos de gas detectados dentro de CO-0.40-0.22 sugirieron hace un año que una fuerza masiva estaba acelerando la materia dentro de la nube,
lo que los investigadores consideraron que era nuestro mejor candidato para un agujero negro de masa intermedia. Los datos fueron respaldados con nuevas mediciones tomadas por el Observatorio Atacama en Chile.
Una vez más, los investigadores detectaron una distribución de velocidades dentro de un grupo de gas en la nube, pero esta vez hallaron algo más: un espectro de 
ondas de radio, similar a las lecturas que produce Sagitario A
, pero unas 500 veces menos luminosas.                                                                                                                                                          
Aunque aún no se pueda confirmar de forma táctica que el origen de esta fuente sea un agujero negro de masa intermedia, los últimos resultados ofrecen nuestra mejor y menos ambigua evidencia de este tipo de fenómenos hasta la fecha.                                                                                                                                                                                             
Los expertos creen que esta nube de gas podría ser el remanente de una galaxia enana que fue lentamente atraída hacia la Vía Láctea, lo que sugiere que las galaxias más grandes -y los agujeros negros supermasivos que contienen- crecen canibalizando a sus vecinos más pequeños.
Los investigadores seguirán estudiando la nube de gas y sus emisiones de ondas de radio con el fin de confirmar de una vez por todas si lo que esconde esta nube de gas es el agujero negro de masa intermedia que sospechamos que es.

Hasta entonces, tendremos que esperar y maravillarnos con el misterio de este épico eslabón perdido del cosmos.    
  
Referencia: Tomoharu Oka, Shiho Tsujimoto, Yuhei Iwata, Mariko Nomura & Shunya Takekawa Millimetre-wave emission from an intermediate-mass black hole candidate in the Milky Way. 2017. Nature Astronomy. doi:10.1038/s41550-017-0224-z                                                                                                                                         Crédito imagen: Universidad de Keio (Japón).                                                                                 Por . Para muyinteresante.es     ***************************************************************************************************************************

Este movimiento orbital entre dos agujeros negros supermasivos                       se ha observado en una galaxia a 750 millones de años luz de la Tierra.

                       Confirman la existencia de agujeros negros supermasivos orbitando entre sí

Astrónomos de la Universidad de Nuevo México (UNM), en Albuquerque (EE. UU.), aseguran que, por primera vez en la historia, se ha podido observar y medir el movimiento orbital entre dos agujeros negros supermasivos.Estos se encuentran en una galaxia situada a 750 millones de años luz de la Tierra llamada 0402 + 379, y los están estudiando desde hace más de una década.                                                  

¿Pero qué son los agujeros negros supermasivos?                                                                                        

                       Descubren estrellas formándose en agujeros negros

 Son agujeros negros con una masa de millones o miles de millones de masas solares –la masa solar es igual a la masa del Sol y equivale a unas 332.950 veces la de la Tierra–.                                                           En este caso del que hablamos, la masa combinada de ambos agujeros negros supermasivos es de 15.000 millones de masas solares y, debido a su increíble tamaño, su periodo orbital es de en torno a 24.000 años.

                      Descubren una insólita alineación de agujeros negros

La estudiante de posgrado del departamento de Física y Astronomía de la UNM Karishma Bansal, el profesor de esta universidad Greg Taylor e investigadores de Stanford, el Observatorio Naval de los Estados Unidos y el Observatorio Gemini han estudiado la interacción de estos agujeros negros durante doce años.                                                                                                                                                                “Durante mucho tiempo, hemos estado buscando en el espacio para tratar de encontrar un par de estos agujeros negros supermasivos orbitando como resultado de la fusión de dosgalaxias”, explica Taylor en una nota de prensa de la UNM.                                                                                                                                “Y aunque hemos teorizado que esto debería estar pasando, nadie lo había visto hasta ahora”, añade.

                        Los agujeros negros podrían crecer hasta 50.000 millones de soles

En febrero de 2016, un equipo internacional de investigadores anunció que habían detectado por primera vez las ondas gravitacionales ­–ondulaciones del espacio-tiempo originadas por acontecimientos muy violentos, como por ejemplo la fusión de dos agujeros negros o la explosión de una supernova– que había predicho Einstein justo un siglo atrás, en 1916.

El futuro de la Vía Láctea

Gracias a la investigación de la UNM, los astrónomos podrán empezar a entender lo que lleva a la fusión de agujeros negros supermasivos que crean estas ondulaciones en la estructura del espacio-tiempo y a aprender más sobre la evolución de las galaxias y el papel que juegan estos agujeros negros en todo ello.

La observación de la órbita e interacción de estos dos agujeros negros supermasivos además puede ayudarnos a comprender mejor lo que podría ocurrirle en un futuro a nuestra propia galaxia, ya que se prevé que la galaxia de Andrómeda, que también tiene un agujero negro masivo en su centro, entre en colisión, dentro de unos 4.000 millones de años, con nuestra Vía Láctea.

                        Resultado de imagen para Vía Lactea       

La galaxia resultante de esta colisión ha sido bautizada con el nombre de Lactómeda.                         Por cierto, para tu tranquilidad: según los cálculos que se han hecho, tanto el Sol como la Tierra seguramente sobrevivirían a esta fusión galáctica.

Imagen: Josh Valenzuela / UNM



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
Encuentro de mujeres y la violencia de siempre. CitizenGo.
Al Presidente, Doctor Victorino de la Plaza ...
ROSARIO FINANZAS . News 01.10.2019 . Argentina Económica Hoy .
INVITACIÓN A PRESENTACIÓN PEACE ROAD ARGENTINA 2019.
OTRO POLIVERSO . " COMO CON BRONCA Y JUNANDO. Por Luis Bardin .
 

RadiosNet