Miércoles 17 de Agosto de 2022

Hoy es Miércoles 17 de Agosto de 2022 y son las 00:45 - Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso. "El miedo sólo sirve para perderlo todo."

1 de octubre de 2017

ESCANDALOSO AMOR A SI MISMA. Por Luis Illuminati .

La pasión por uno mismo, no quiere decir enriquecerse escandalosamente como hicieron los Kirchner.
Hay una frase irónica de Khalil Gibrán que la pinta de cuerpo entero a Cristina:
"Y Dios dijo: Ama a tu enemigo como a ti mismo".
Y yo le obedecí...y me amé a mí mismo".
Esto contrasta impúdicamente con la célebre máxima que dice que la más difícil e importante victoria es la que se consigue sobre uno mismo.

ESCANDALOSO AMOR A . . . SI MISMA.                             Por :  Luis Illuminati .

"Escandaloso amor a sí misma"
La pasión por uno mismo, no quiere decir enriquecerse escandalosamente como hicieron los Kirchner.                 

Hay una frase irónica de Khalil Gibrán que la pinta de cuerpo entero a Cristina: 

"Y Dios dijo: Ama a tu enemigo como a ti mismo". Y yo le obedecí...y me amé a mí mismo".  Esto contrasta impúdicamente con la célebre máxima que dice que la más difícil e importante victoria es la que se consigue sobre uno mismo.  Montaigne (Ensayos, libro que recomiendo a Cristina leer en sus ratos de ocio) dice lo siguiente acerca de la presunción o vanidad.  Existe una clase de gloria ficticia que es la opinión exageradamente formada sobre nuestro saber y valer.  Es un efecto inmoderado por el cual nos idolatramos, representándonos ante nosotros mismos de modo diferente a como realmente somos.  Pues no somos sino apariencia ceremoniosa; ésta nos manda y prescindimos de la esencia de las cosas; nos quedamos por la ramas sin ver el tronco del árbol.  Por eso, mi juicio es precavido y muy difícil de contentar, sobre todo en aquello que a mí se refiere, pues de continuo me desapruebo.
Conclusión 
Si mi propio yo es mi enemigo, entonces debo vencerlo, domarlo y despojarlo de su ciego envanecimiento y estéril fatuidad. 
Así, agradaré a Dios y no humillaré a mis semejantes.  De lo cual se desprende que si alguien se ama bien -respetar a los demás es respetarse a sí mismo- y no se idolatra, no habría tenido la codicia febril de robar los fondos públicos de su país.  Tampoco tendría hoteles, ni bóvedas ocultas ni testaferros ricos.  Y, por último, no tendría sobre su cabeza una espada de Damocles, que es la incertidumbre de no saber si irá o no presa.  Luis Illuminati  

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!