Hoy es lunes 16 de diciembre de 2019 y son las 11:11 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

2 de octubre de 2017
Confirman la cuarta detección de ondas gravitacionales.
Como ya fue vaticinado por el propio experimento LIGO, seguiremos (y hemos seguido) detectando colisiones de objetos súper masivos. Y así ha ocurrido de nuevo: el 27 de septiembre de 2017 la mencionada colaboración científica confirmaba la cuarta detección de ondas gravitatorias

Confirman la cuarta detección de ondas gravitacionales        Una colaboración científica detecta una nueva fluctuación del tejido espacio temporal producida por dos agujeros negros de tamaño estelar.

            Cuarta detección de ondas gravitacionales

Los tres detectores a los que nos estamos refiriendo son, por un lado, los ya familiares emplazados en Hanford y Livingston (los adscritos a LIGO), y por otro lado, el perteneciente a EGO/Virgo y que está situado cerca de la romántica ciudad de Pisa (Italia). Este último llevaba funcionando apenas dos semanas antes de la detección, con lo que puede concluirse que su intervención en la historia de Relatividad General está siendo un rotundo éxito y que ha comenzado con muy buen pie. Los tres interferómetros conforman un triángulo sobre la superficie de la  Tierra cuyos lados miden unos 4 mil (distancia Livingston - Hanford), 8 mil (Livingston - Pisa) y 9 mil kilómetros (Hanford - Pisa), respectivamente.

Como los tres eventos anteriores relacionados con la detección de ondas gravitatorias (GW150914,  GW151226 y  GW170104), este ha sido bautizado con un nombre que hace referencia a la fecha de la detección: GW170814.                                                                                                                    Es decir, la deformación del espacio tiempo alcanzó la Tierra en pleno mes de agosto pasado.                  Aunque muchos de nosotros estábamos de vacaciones, el Universo no sabe qué es tomarse un descanso, y los experimentos LIGO y Virgo, tampoco.

                       Cuarta detección de ondas gravitacionales

La comparación del momento de las detecciones de ondas gravitacionales en los tres observatorios permitió a los astrónomos mejorar enormemente la ubicación del origen de la señal en el cielo.

En este caso, el suceso se corresponde a la fusión de dos  agujeros negros de 31 y 25 masas solares, respectivamente.                                                                                                                                                      Ambos monstruos cosmológicos danzaron hasta su unión durante breves segundos a casi dos mil millones de años luz de distancia en relación a nuestra posición actual en el cosmos.

El agujero negro "hijo" pasó a tener 53 masas solares.                                                                    ¿Qué ha ocurrido con las 3 masas solares que nos faltan?                                                Pues es precisamente este defecto de masa el que se transformó en pura energía gravitaria.                                                                                                                              Es esta energía ondulatoria la que, combando suavemente el espacio-tiempo, acarició nuestro planeta hace unas semanas mientras muchos de nosotros estábamos, seguramente, tomando un baño en la playa, disfrutando de un merecido paseo estival o tomando un helado en un paseo marítimo.

 
 


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
La pickup eléctrica de Tesla .
Reedición del libro El Polaco, la vida de Roberto Goyeneche.
Zannini y Parrilli, jefes de la impunidad. por : Alfredo Leuco.
MAPA COMPARATIVO DE LAS IDEOLOGÍAS . . .
AGENCIA NACIONAL DE PROTECCIÓN A TESTIGOS E IMPUTADOS.
 

RadiosNet