Viernes 15 de Enero de 2021

Hoy es Viernes 15 de Enero de 2021 y son las 21:17 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

  • 21.1º
  • Mayormente nublado

22.2°

EL CLIMA EN TIGRE

23 de octubre de 2017

A CRISTINA KIRCHNER NO LE ALCANZÓ EL CASO SANTIAGO MALDONADO PARA DERROTAR A MAURICIO MACRI

El silencio de Macri no significó una parálisis política del gobierno. Al contrario, el Presidente decidió correr de la escena a Patricia Bullrich, colocar a Germán Garavano como vocero del caso y concentrar toda la información que llegaba desde Chubut y la Morgue Judicial. Macri articulaba con Marcos Peña, consultaba con María Eugenia Vidal y ordenada silenzio stampa, incluida Elisa Carrió y sus desbordes mediáticos al final de la campaña electoral.

A CRISTINA KIRCHNER NO LE ALCANZÓ                            EL CASO SANTIAGO MALDONADO PARA DERROTAR A MAURICIO MACRI.                      Por :  Román Lejman.

Cristina Kirchner se recluyó en su piso de Barrio Norte y ordenó a su tropa en las redes sociales y en los medios de comunicación que insistiera en la responsabilidad institucional de Mauricio Macri en la muerte de Santiago Maldonado. Poco le importó a la expresidente que la autopsia avalada por todos los peritos revelara que Santiago murió ahogado y quesu cuerpo no tenía golpes o lesiones propinados por la Gendarmería Nacional. Cristina creyó que el relato de Maldonado asesinado por la represión oficial podía implicar la derrota de Macri, María Eugenia Vidal y Cambiemos en la provincia de Buenos Aires. Pero CFK cometió un error estratégico colosal, basado en la incomprensión de una época política que la tiene muy cerca del ocaso y las condenas judiciales por corrupción pública. Su manipulación de la tragedia de Maldonado sólo fortaleció la posición de Macri y de Cambiemos, que se limitó a aceptar los resultados de la pericia y a escuchar en silencio las críticas de la familia de Santiago y los representantes de ciertos organismos de derechos humanos.

El silencio de Macri no significó una parálisis política del gobierno. Al contrario, el Presidente decidió correr de la escena a Patricia Bullrich, colocar a Germán Garavano como vocero del caso y concentrar toda la información que llegaba desde Chubut y la Morgue Judicial. Macri articulaba con Marcos Peña, consultaba con María Eugenia Vidal y ordenada silenzio stampa, incluida Elisa Carrió y sus desbordes mediáticos al final de la campaña electoral.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!