Hoy es lunes 30 de marzo de 2020 y son las 17:11 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

5 de noviembre de 2017
Tres convicciones en tiempo de esterilidad… La Casa del Padre.
Es bueno ser cristiano pero a veces o quizás la mayoría de veces es muy difícil.
Mucha gente nos impresiona con discursos como si todo estuviera bien en su vida y andan caminando entre las nubes. A veces es pura farsa y está lejos de la realidad

Tres convicciones en tiempo de esterilidad…

 
 
 
 
 
 
 
Rate This

 

 

Resultado de imagen para floreciendo en el desierto

Es bueno ser cristiano  pero a veces o quizás la mayoría de veces es muy difícil.                   Mucha gente nos impresiona con discursos como si todo estuviera bien en su vida y andan caminando entre las nubes.                                                                                                     A veces es pura farsa y está lejos de la realidad. La vida cristiana muchos tiempos en los cuales son etapas difíciles. Cuando la oposición viene a la vida de los creyentes, es doblemente doloroso  e incomprensible. Es muy difícil de encontrarle una respuesta al porque esos tiempos difíciles. Es una pesadilla experimentar la dificultad, sentir que me estoy hundiendo y sin embargo Dios no hace nada. Es muy doloroso experimentar muchas veces que el Dios que te salvó del pecado, muchas veces no está dispuesto a salvarte  de las luchas no del dolor de las pruebas. ¿x qué? Muchas veces las penas que llevamos son día tras día, semana tras semana, mes tras mes y años tras años. Le clamamos a Dios y le decimos llévate esto por favor, y Dios parece decir: “te voy a dejar allí y no voy hacer nada” Eso parece ser cruel y es una de las razones principales  por las cuales la gente comienzan a tener crisis de fe.  Pueda ser que la vida de algunos sea maravillosa, pero le garantizo que tarde o temprano habrá  tiempos difíciles que deberemos enfrentar.

En el 1 Libro de Samuel  encontramos la historia de Ana, en donde por años su vida era injusta y Dios no hacía nada.

La convicción de una Perspectiva Mayor en la vida.

Uno, Ana estaba cerca de Dios pero Dios estaba lejos de ella.                Su plan es prioritario.                                                                                   Es interesante que Ana se dirige a Dios por su nombre y no por su título. Usa Jehová, y cuando se usa el nombre de Dios es más importante que usar un título. ¿Por qué Dios hace eso? ¿Por qué los que están más cercanos “no tienen”?

Dos,  Ana  era preferida pero no querida.                                                  Su presencia es prioritaria.                                                                            Este tipo de experiencia se podía incluso asociar con el trato de Dios. Penina que era una mujer con actitudes dañinas tenía hijos pero ella no. ¿Por qué Dios le da a otros y no a mí? ¿Será que sentía lo mismo con Dios y por eso tenía amargura? ¿Qué es lo que más te importa de mí Dios? ¿Qué tan querido uno se siente por los que dicen amarlo a uno? Porque uno puede experimentar aprecio pero no un aprecio total.

Tres,  Ana deseaba y Dios cerraba.                                                              Su promesa es prioritaria.                                                                              Dice el texto que “Dios no le había concedido tener hijos”. El término en hebreo es “cerrar”, es la expresión hebrea “sagar” que significa clausurar, encerrar, aprisionar. El uso más generalizado  del verbo indica “el cierre de puertas y portones”. Génesis 19:10 y Josué 2:7. El sentido más extremo aparece en Job 11:10. El texto dice que el cerró el vientre. Lo que viene a demostrar que no es una esterilidad orgánica sino teológica. ¿Por qué Dios hace esto? Pues es obvio que lo hace con una perspectiva mayor. En medio de la esterilidad y los problemas de la vida debemos tener una perspectiva mayor tal como la tiene Dios. En este momento no hay ninguna evidencia que Ana se imaginara lo que Dios estaba haciendo. Dios sabía que llegaría un momento en que Israel pidiera un rey, pero antes de eso Dios tenía que levantar un profeta. Samuel sería el prototipo del profeta, el ADN de todos los modelos proféticos de Israel. Dios tenía un plan mayor y no tenía tiempo para dar explicaciones de porque estaba haciendo eso en la vida de Ana. C. S. Lewis escribió en un libro sobre la pérdida de su esposa lo siguiente: “Dios es una buena persona, por tanto lo que sufro, debe ser parte de un plan superior o de lo contrario Dios sería malo”. Por fe debo decir que cuando no veo a Dios  en mis pruebas: “Dios está haciendo algo grande”. Esa es la perspectiva correcta.

La convicción de la Persona correcta en la Vida

 Debemos entender que en esta vida, sólo hay uno que puede consolarlo. No espere mucho de la gente, Dios puede usar la gente pero la solución no está  en el terapeuta, el amigo, la mamá o en el esposo. Si realmente queremos encontrar fuerza, poder y ánimo mientras estamos confrontando los hechos de la vida lo encontramos en oración y comunión con Dios. Ana no halló consuelo en las cosas, no halló consuelo en el matrimonio, no hallo consuelo en el esposo y no halló consuelo en el sacerdote Elí. Tendemos a descuidar nuestra vida de oración cuando estamos desconsolados. El dolor seca nuestra vida de oración, pero cuando de veras oramos, derramamos  nuestra alma al Señor y encontramos confort  y descanso y así lo hizo Ana. La expresión aparece en el vrs. 18 “no estuvo más triste”. La expresión “paneim” significa rostro. La expresión se debe traducir  “ya no pareció la misma” o “su cara tenía otro aspecto”. Aunque todavía no tenía hijo, pero si había engendrado una promesa. Estaba “embarazada de la promesa”. Al derramar su alma se refiere a constancia e intensidad. Quizás eso es lo que Dios quería, mejorar la vida de oración, la constancia y la intensidad de esa disciplina.

La convicción la Promesa correcta en la Vida

En medio del dolor Ana hizo una promesa. El verdadero reto está aquí  (v.22) La frase “solamente Jehová cumpla su palabra”, está escrita de una manera interesante en el hebreo. Se puede traducir “Haga El Señor tu palabra buena”. Parece que es un recordatorio para que Ana no se olvide cumplirle a Dios una vez que ella tenga a su hijo.  Ana tuvo muchas razones para no cumplir su voto.  Pudo haber esperado un poco más antes de enviarlo. Recuerde que la promesa de Ana se la hizo a Dios y no hay una evidencia que Dio le haya respondido de que aceptaba el hecho de que Samuel se dedicaría al ministerio.  A pesar de ese silencio de Dios, Ana no se olvida cumplir su palabra y promesa hecha a Dios.

Dios toma nuestros compromisos seriamente. Debemos ser fieles a Dios cuando él es fiel con nosotros. Ana nos demuestra que Dios responde nuestras oraciones. Es tiempo de grandes oraciones  y acciones de gracias a Dios.

Que la luz te proteja, acompañe y te de mucha PAZ.



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
MINISTERIO DE DEFENSA . . .
ASTRÓNOMOS REGISTRARON:
ROBERTO ARLT Y RICARDO GÜIRALDES . . .
ESTE SITIO . . .
CINCO PRUEBAS QUE EL PROGRESISMO . . .
 

RadiosNet