Hoy es sabado 17 de agosto de 2019 y son las 10:54 hs. “Queremos evitar que Nisman vuelva a morir”. Que los jueces cumplan con la Justicia, o que la Justicia alcance a los Jueces.

3 de enero de 2018
La pobreza y la pobreza extrema en América Latina aumentaron en 2015/16 después de una década de declive
En 2014, el 28.5% de la población de la región se encontraba en situación de pobreza (168 millones de personas), porcentaje que aumentó al 29.8% en 2015 (178 millones) y al 30.7% en 2016 (186 millones de personas). La pobreza extrema, por su parte, aumentó del 8,2% en 2014 (48 millones de personas) al 10% en 2016 (61 millones de personas).

La pobreza y la pobreza extrema en América Latina aumentaron en 2015/16 después de una década de declive.                               

               En 2014, el 28,5% de la población vivía en la pobreza (168 millones de personas), un porcentaje que aumentó al 29,8% en 2015 (178 millones) y al 30,7% en 2016 (186 millones de personas) )  

Los niveles de pobreza y pobreza extrema aumentaron en América Latina como promedio regional en 2015 y 2016, luego de más de una década de descensos en la mayoría de los países, mientras que en 2017 se espera que se mantengan estables, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) dijo.

 En 2014, el 28.5% de la población de la región se encontraba en situación de pobreza (168 millones de personas), porcentaje que aumentó al 29.8% en 2015 (178 millones) y al 30.7% en 2016 (186 millones de personas). La pobreza extrema, por su parte, aumentó del 8,2% en 2014 (48 millones de personas) al 10% en 2016 (61 millones de personas).

A pesar de estas cifras, una perspectiva de mediano plazo conduce a un balance general positivo en términos de reducción de la pobreza, ya que se redujo en 15.2 puntos porcentuales entre 2002 y 2016, según el informe Panorama Social de América Latina 2017, presentado por Alicia Bárcena, de CEPAL Secretario Ejecutivo, en una conferencia de prensa en las oficinas de la organización en la Ciudad de México.

La desigualdad de ingresos también disminuyó entre 2002 y 2016, aunque el ritmo de la disminución se ha ralentizado en los últimos años. El coeficiente de Gini (donde 0 representa sin desigualdad y 1 máxima desigualdad) pasó de 0.538 en 2002 a 0.467 en 2016.

"La experiencia reciente indica que el aumento de los ingresos entre los hogares con menos recursos ha sido indispensable para reducir tanto la pobreza como la desigualdad de ingresos. Y este crecimiento se ha visto claramente fomentado por las políticas distributivas y redistributivas de los países, como reformas tributarias, salarios mínimos, pensiones y transferencias vinculadas a estrategias de reducción de la pobreza y a la expansión de los sistemas de protección social ", dijo Barcena.

Por esa razón, "se debe hacer un llamado para fortalecer las políticas laborales y de protección social, aún más en períodos de bajo crecimiento económico, y para implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible basada en un cambio estructural progresivo", agregó el alto funcionario de las Naciones Unidas. . Aclaró que, debido a la metodología actualizada utilizada para estimar la pobreza por ingresos en la región, los valores incluidos en el informe actualizan las cifras presentadas en ediciones anteriores (desde 2002 hasta el presente) con el fin de tener un análisis comparable del fenómeno en el largo plazo, como tradicionalmente ha hecho la CEPAL.

Bárcena prometió que se publicará un informe detallado sobre esa metodología junto con las cifras de los países, una vez que concluyan las consultas técnicas.

El Panorama social de América Latina 2017 muestra que las tasas de pobreza y pobreza extrema son más altas entre niños, adolescentes, jóvenes, mujeres y la población que reside en áreas rurales. En 2016, la pobreza afectó al 46,7% de los niños y adolescentes de 0 a 14 años y a la pobreza extrema, el 17%. En el caso de los jóvenes de 15 a 29 años, estas cifras fueron 31.1% y 9.5%, respectivamente.

El informe publicado por la CEPAL también analiza la evolución y los desafíos de los sistemas de pensiones, que son fundamentales para garantizar los derechos a la seguridad social y la protección social en la región en un contexto de cambio demográfico acelerado. Se estima que para 2040, las personas de 60 años o más superarán la cantidad de personas de 0 a 14 años, y que la población de 80 años o más aumentará en casi 20 millones. También se observa una tendencia hacia la feminización de la población adulta mayor.

Según el documento, entre 2000 y 2014 se amplió la base contributiva de los sistemas de pensiones en América Latina: el porcentaje de la población económicamente activa que contribuye a un sistema de pensiones pasó del 36.9% al 47.8%. Esto equivale a la incorporación de casi 60 millones de personas a los sistemas contributivos y se asocia con la evolución positiva de los mercados laborales en ese período (especialmente con la disminución del desempleo y los mayores niveles de empleo, formalización e ingresos laborales), así como con la implementación de estrategias para ampliar la cobertura de los sistemas de seguridad social en algunos países.                        



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
SÍ, LLORO POR TI ARGENTINA. Por Mario Vargas Llosa
EL DÍA EN QUE CRISTINA, ECHÓ A UN MILITAR POR SER CATÒLICO .
¿Quién es Roberto Gallardo, el juez enfrentado con el macrismo?
Dejen de mentir, y crear una incertidumbre inexistente. Alberto Fernandez . . .
EL JUEZ GALLARDO. OTRA MÁS Y VAN . . . AHORA . . .
 

RadiosNet