Martes 29 de Septiembre de 2020

Hoy es Martes 29 de Septiembre de 2020 y son las 10:52 Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

  • 18.9º
  • Soleado

20 de enero de 2018

EL DR. RAUL ALFONSIN. Por : Cesar Artigas Ledesma Posse

Muchos radicales se enojan conmigo porque no comparto las apreciaciones sobre el gobierno del Dr. Alfonsín, quien a más de ser apoderado del ERP y abogado defensor de Mario Santucho, su experiencia de socialismo democrático llevada a cabo en su presidencia durante 1983 y 1989, ha sido demasiado contundente como para haber sido olvidada.

EL DR. RAUL ALFONSIN.                                                      Por     Cesar Artigas Ledesma Posse

Muchos radicales se enojan conmigo porque no comparto las apreciaciones sobre el gobierno del Dr. Alfonsín, quien a más de ser apoderado del ERP y abogado defensor de Mario Santucho, su experiencia de socialismo democrático llevada a cabo en su presidencia durante 1983 y 1989, ha sido demasiado contundente como para haber sido olvidada.

El símbolo que marca su dramático fracaso (entre varios) fue la hiperinflación de 1989, y la resignación del gobierno. No hay mejor ejemplo de la utopía izquierdista de la “social democracia”, que fue un lamentable experimento independientemente de la serie de equivocaciones que se sucedieron.

Su política antiliberal y anti mercado fue otro hito fundamental en la vida de la Nación Argentina.              Su política fue un dramático fracaso, que no fue simplemente el de una política incidental de un gobierno, sino el de una corriente de ideas que desde 1946 venía perturbando gravemente al país.

Pero pareciera que su fracaso no fue terminal.                                                                                                    Hoy se sigue extrañando esta utopía.                                                                                                                    Por suerte una gran mayoría de la población va tomando conciencia de la perversidad intrínseca de dicho sistema y que no debemos seguir intentándolo.

La gestión del Dr. Alfonsín debería haber sido el fin de estos intentos, pero aún hay algunos que quieren repetir el fracaso de la izquierda y del populismo. No se entiende.

Desgraciadamente nuestras universidades deforman los criterios y pensamientos de los jóvenes y los hacen seguir soñando con la utopía de la izquierda, al extremo que sueñan con un Nicolás Del Caño presidente.                                                                                                                                                                Pobre Patria mía . . .  dijo el General Dr. Manuel Belgrano

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »