Hoy es lunes 9 de diciembre de 2019 y son las 05:54 hs. Tomemos Conciencia. "No me preocupan los corruptos y ladrones." Me preocupa todo un pueblo que mira con indiferencia el comportamiento mafioso.

16 de febrero de 2018
COPAL: Se necesita más crédito para motorizar la producción de alimentos y bebidas.
La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) expresa la necesidad de contar con el financiamiento indispensable para motorizar la producción de la industria de alimentos y bebidas (IAB), e impulsar las inversiones productivas del sector, logrando un mayor nivel de empleo y más exportaciones.

 
GACETILLA DE PRENSA.

COPAL:
 
SE NECESITA MAS CREDITO PARA MOTORIZAR LA                        PRODUCCION DE ALIMENTOS Y BEBIDAS

 


Resulta imperioso aumentar la oferta crediticia para financiar los anuncios de inversión, aumentar las exportaciones y mejorar el empleo. 

La Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) expresa la necesidad de contar con el financiamiento indispensable para motorizar la producción de la industria de alimentos y bebidas (IAB), e impulsar las inversiones productivas del sector, logrando un mayor nivel de empleo y más exportaciones.

En 2017 la IAB se mantuvo estable respecto del año anterior, y el uso de la capacidad instalada alcanzó el 61,2%, un nivel bastante menor al 66,9% de diciembre de 2016. En este contexto, la posibilidad de reactivación del sector depende en el corto plazo en la utilización de la capacidad ociosa que permita mejorar la estructura de costos y producir con mayor eficiencia. Para lograr este objetivo, la movilización de los préstamos al sector privado para el financiamiento de capital de trabajo resulta fundamental. 

“Para continuar con el proceso de recuperación, la industria de alimentos y bebidas necesita del financiamiento, y la Argentina tiene un déficit de crédito. Por eso necesitamos  ampliar el acceso al crédito productivo, un instrumento fundamental para el crecimiento”, dijo el presidente de COPAL, Daniel Funes de Rioja.

Asimismo, en el mediano y largo plazo, el desempeño de la industria dependerá de la concreción de las inversiones que se vienen proyectando, cuyos anuncios ascienden a más de 5.100 millones de dólares a ejecutarse entre 2018 y 2022. Dada la lenta reactivación del sector que afectará directamente la capacidad de financiarse con recursos propios, la disponibilidad de crédito a tasas razonables es una condición imprescindible para que se concreten los anuncios de inversión.

En este sentido, la tasa de referencia aún se encuentra en niveles elevados para incentivar la inversión productiva de la mano del crédito.

Fomentar el desarrollo económico requiere de una mayor participación del crédito sobre el PBI. Nuestro país presenta un bajo nivel de penetración del crédito en relación a la media mundial y regional, con un 13% de otorgamiento de créditos al sector privado en relación al PBI. Esta situación se acentúa aún más si se focaliza el análisis en los créditos otorgados al sector Pyme.  En la Argentina, menos del 20% se destina a este universo de empresas que movilizan el 76% del empleo a nivel nacional.

Las metas de inflación establecidas por el gobierno tienen en parte intención de contribuir a la mayor disponibilidad. Sin embargo, resulta imperioso revisar y flexibilizar ciertas exigencias de las entidades financieras para el acceso al crédito que encuentran su basamento con el cumplimiento de las normas de Basilea y que limitan significativamente el acceso al crédito. En este sentido, existen otras medidas de política que pueden colaborar a mejorar los requisitos para el acceso: incorporación de garantías no tradicionales, generación de bases únicas de datos para consulta y calificación de riesgo crediticio, entre otros. Asimismo, debería profundizarse el desarrollo de instrumentos alternativos de financiación como ser warrants, factoring, etc., y trabajar en pos de mejorar los  tiempos de monetización.

Por otra parte, el crédito debería ser más accesible para las economías regionales, a tasas competitivas, más aún cuando uno de los principales objetivos del Estado nacional es incrementar la participación de nuestro país en los mercados internacionales.

En este sentido, una experiencia exitosa de estímulo al crédito Pyme lo compone la Línea de Créditos para la Inversión Productiva que, por normativa del Banco Central de la República Argentina (BCRA) destinaba 18% de los depósitos bancarios para dicho fin. Asimismo, se establecía que el 75% de los fondos deben destinarse a las Pymes. A través de este instrumento, se otorgaron casi 279 mil millones de pesos en el año 2016, y 416 mil millones de pesos en el año 2017.

Otra experiencia que ha tenido gran demanda por parte del sector privado son los Regímenes de Bonificación de Tasas, impulsados por el Ministerio de Producción. Bajo este instrumento, en  2017 se otorgaron créditos por 4 mil millones de pesos  a más de 1.400 empresas, siendo más de la mitad de los mismos destinados a empresas industriales.

Por medio de la comunicación 6.352 el BCRA determina la eliminación de forma gradual de la Línea de Financiamiento para la Producción y la Inclusión Financiera (LFPIF) (anteriormente Línea de Créditos para la Inversión Productiva - LCIP), disminuyendo los porcentajes sobre depósitos obligatorios a otorgar mensualmente desde enero del 2018 hasta alcanzar el 0% en diciembre de este año. Sin dudas, la eliminación de esta línea de financiamiento generará un deterioro en el financiamiento de las PyMEs, dado que el 90% de los créditos utilizados por este segmento de empresas se canalizaba a través de la LFPIF, debido a las ventajas comparativas de sus tasas respecto a otros instrumentos  (entre el 17% y 22% dependiendo del destino).

Esta determinación se suma a otros instrumentos que han sido prorrogados por breves periodos de tiempo, como el FONAPYME (Fondo Nacional de Desarrollo para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa) que ha sido extendido hasta fines de marzo de 2018; y otros cuya continuidad resultan inciertas,  como el Programa PAC Empresas; así como el cambio de administrador de programas de  fondos como el FONDEAR/FONDEP.

La banca pública, los programas de bonificación de tasas financiados por el poder ejecutivo, así como otros programas de asistencia financiera y técnica, son determinantes para bajar el costo financiero de las Pymes, y fomentar el crecimiento de nuestra industria de la alimentación.

Por otra parte, COPAL entiende importante que las Provincias se adecuen  a lo pautado en el Consenso Fiscal firmado con el Gobierno Nacional, particularmente en lo referido al impuesto sobre los ingresos brutos. Esto contribuirá significativamente en la mejora de la competitividad de la IAB, y, especialmente, en las economías regionales.

15 de febrero de 2018


Para mayor información, contactar a Maria Martini, Jefa de Prensa de Copal, (011) 15 6308-3554. prensa@copal.org.ar -www.copal.org.ar

Acerca de COPAL:
COPAL es una entidad federal que reúne a 37 cámaras de la industria de alimentos y bebidas de la República Argentina. 
Este sector representa el 26% del PBI industrial y el 29% de los puestos de trabajo manufactureros, que representan más de 376.000 personas. Las exportaciones argentinas de la industria de alimentos y bebidas equivalen al 42% de las ventas al exterior del país y están representadas todas las economías regionales. En el año 2017, la IAB mantuvo el mismo desempeño respecto del año anterior, y excluyendo a los sectores derivados del complejo cerealero, creció 1,9%. 



COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








LO MAS LEIDO DEL MES

 
La pickup eléctrica de Tesla .
Macri en la cumbre COP 25:
AGENCIA NACIONAL DE PROTECCIÓN A TESTIGOS E IMPUTADOS.
Egresaron los alumnos de los Institutos de Formación de Prefectura Naval Argentina.
SEGÚN EL TANGO : 20 AÑOS NO ES NADA . . .
 

RadiosNet